Está aquí: Obra Social Salud Y Prevención Dengue, Chikungunya y Zika

Dengue, Chikungunya y Zika

El dengue, zika y chikungunya son enfermedades virales que se transmiten a través de la picadura del mosquito Aedes Aegypti y Aedes Albolipictus; este último no se encuentra en Latinoamérica.

La Argentina se encuentra en alerta epidemiológica, según el Ministerio de Salud de la Nación afectando al Noroeste y Noreste argentino, Centro y Área Metropolitana de Buenos Aires y Cuyo. El riesgo de contraer estas enfermedades aumenta en los meses de calor, de noviembre a mayo.

¿Cómo se contraen estas enfermedades?

Cuando esta especie de mosquito se alimenta con sangre de una persona que se encuentra cursando una infección por alguno de estos virus y luego pica a otras personas, les transmite la infección. La persona infectada puede presentar síntomas de la enfermedad o la misma puede cursar de manera asintomática.

La transmisión de esta infección podría ser también de la madre al hijo durante el periodo de gestación. No está descripta la transmisión a través de la saliva ni por compartir objetos. Otras formas de contagio, como a través de la leche materna o vía sexual, se encuentran en estudio.

¿Cómo es el mosquito Aedes Aegypti?

Se reproduce cerca de las viviendas humanas, pone sus huevos en lugares donde haya agua estancada y momentos de sombra. El mosquito no se cría en ríos, piletas o lagos donde el agua se mueve y tiene mucho sol.  Habitualmente no se desplazan a mas de 100 - 150 metros del criadero. Cada hembra pone en promedio 60 huevos, tienen la posibilidad de repartirlos en distintos recipientes y los mismos pueden permanecer muchos meses resistentes a las distintas condiciones climáticas.

¿Cómo evitamos que se reproduzca el mosquito?

Se deben eliminar los objetos que pueden ser criaderos de mosquitos transmisores del Dengue. Para esto, es importante llevar a cabo las siguientes acciones:

  • Desmalezar patios y jardines.
  • Tirar latas, botellas, neumáticos y objetos que acumulan agua.
  • Tapar tanques de agua.
  • Vaciar con frecuencia recipientes de recolección de agua como los desagües de aire acondicionado o lluvia.
  • Colocar hacia abajo baldes, palanganas y recipientes que no queremos eliminar.
  • Cambiar el agua de floreros y de bebederos de animales con frecuencia.
  • Eliminar el agua de platos y portamacetas.
  • Tratar con cloro el agua de las piletas de natación exteriores, renovarla frecuentemente.

 

Recomendaciones para evitar la picadura de mosquitos:

  • Aplique repelente sobre la piel expuesta y rocíe la ropa de tela fina renovándolo según las indicaciones de la etiqueta del producto cuando se encuentre al aire libre. Renovarlos con mayor frecuencia si hay exceso de sudoración o luego del ingreso a piletas.
  • Repelentes con concentración DEET 25% o 30% son los más recomendados. El porcentaje de DEET es una indicación del tiempo de duración del producto, y no de su eficacia. A más alto el porcentaje, hasta un máximo de 30 por ciento, menos veces se lo tendrá que volver a aplicar. Ejemplo: Los que poseen un 10% de concentración tienen una duración promedio de 2 horas, y aquellos con un 24% protegen aproximadamente durante 5 horas.
  • La presentación del repelente (spray, crema. Aerosol) no implica distinta efectividad.
  • Las embarazadas deben extremar las precauciones para no contraer estas enfermedades virales, pueden utilizar repelentes con DEET 30% durante su embarazo.
  • No utilizar repelentes asociados a protectores solares en la misma formulación. En caso de ser necesario utilizar el protector solar 15 minutos previos a la aplicación de repelente. El uso de repelentes con DEET puede disminuir el efecto del protector solar.
  • No utilizar perfumes ni fragancias que impregnen la piel, el repelente se debe percibir con el olfato.
  • En lugares cerrados, instale mosquiteros en las ventanas y adicionalmente rocíelos con insecticida.
  • Proteja la cuna o cochecito del bebé con redecillas protectoras para mosquitos cuando permanezca en exteriores.

Recomendaciones de la Sociedad Argentina de Pediatría para la utilización de repelentes en niños: 

  • Utilizar concentraciones DEET menores de 30%, para niños mayores de 2 meses No se recomienda la utilización de repelentes con DEET, para menores de 2 meses.
  • Cuando use repelente en un niño, aplíquelo en sus propias manos y después frótelas en el niño. No permita que los niños pequeños se apliquen ellos mismos el repelente.
  • Evite aplicarlo en los ojos y boca del niño y úselo cuidadosamente alrededor de sus oídos.
  • No aplique el repelente en las manos de los niños (los niños podrían poner sus manos en la boca), ni en piel irritada, cortada ó quemada.
  • El aceite de citronella tiene un limitado efecto como repelente y no tiene acción duradera en el tiempo.
  • Para mayor información consulte a su médico.

 

Síntomas probables en Dengue, Zika y  Chikungunya

  • Síndrome febril agudo.
  • Fuerte dolor de cabeza.
  • Dolor detrás de los ojos (retro ocular).
  • Dolor muscular y articular.
  • Malestar general.
  • Erupción cutánea rojiza o manchas en la piel.
  • Como característica distintiva, no presentan compromiso de las vias aéreas superiores (congestión nasal, tos o dolor de garganta).

Ante la presencia de cualquiera de estos síntomas, consulte a su médico.

 

Características propias de cada enfermedad:

  • La persona infectada por dengue presenta fiebre alta y dolores musculares de gran intensidad, por tal motivo es llamada enfermedad quebrantahuesos. El dengue grave se manifiesta habitualmente durante las primeras 48 hs que comienza a ceder la fiebre y el paciente debe ser controlado por un médico que es quien evaluará los signos de alarma y presencia de complicaciones propias de la enfermedad como el sangrado de mucosas y en órganos internos.
  • La infección con chikungunya, se caracteriza por fiebre alta y es característico el dolor intenso de articulaciones que afecta manos, pies, rodillas, puede llegar a incapacitar a las personas dificultando las actividades de la vida diaria como caminar o abrir una botella de agua.
  • La infección por zika cursa de manera sintomática solo en el 20% de los casos, y se caracteriza por presentar fiebre menos elevada que en las otras infecciones virales, cursando como una infección de moderada intensidad. Los pacientes pueden presentar erupciones en la piel y conjuntivitis no purulenta. Hay países que reportaron aumento de casos de recién nacidos con diagnostico de microcefalia cuyas madres habían presentado Zika durante embarazo y también un aumento de casos de Síndrome de Guillan Barre, enfermedad neurológica, en coincidencia con el brote de Zika, ambos temas en estudio en la actualidad.

Eviite la automedicación. No ingerir aspirinas, ya que estas pueden favorecer las hemorragias. Se aconseja el uso de paracetamol en caso de dolor intenso o fiebre. Si Usted es adulto y está tomando aspirina en bajas dosis como prevención cardiovascular, no la suspenda y consulte con su médico ante la presencia de síntomas compatibles con la enfermedad.

La única forma de ganar la batalla el Dengue, Zika y Chikungunya es la concientización.

Además de las políticas públicas implementadas acerca del manejo de los residuos, de la fumigación en zonas endémicas y de la divulgación de la información en los medios de comunicación, cada ciudadano debe tomar conciencia, ya que sin acciones individuales responsables tendientes a evitar la reproducción del mosquito en los hogares, patios y espacios, no hay forma posible de controlar estos brotes epidémicos.

Recomendaciones a los viajeros a zonas de riesgo

Durante la estadía, se aconseja a los viajeros y sobre todo a las embarazadas:

  • Evitar visitar lugares infectados por mosquitos y tomar en cuenta las recomendaciones generales respecto a cómo prevenir las picaduras.
  • Si durante el viaje presenta fiebre, acudir a un centro de salud local. No se automedique. Si presenta síntomas luego de regresar de un viaje de zonas de riesgo, consulte a la mayor brevedad posible a su médico y haga referencia del antecedente del viaje.

Embarazadas y virus del Zika

Debido a la asociación entre virus del ZIKA y riesgos de malformaciones fetales, como microcefalia, la  Organización  Mundial de la Salud y el Ministerio de Salud de la Nación ha recomendado a las mujeres embarazadas que consideren el riesgo de viajar a las regiones con circulación del virus y eviten hacerlo en el caso de no ser extremadamente necesario.

Para mayor información, consulte en: www.msal.gov.ar